ANARCOCAPITALISTA.FOROAC.ORG
POLITICOS MANDAN PORQUE TU OBEDECES
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Palabras claves

Octubre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Calendario Calendario

Los posteadores más activos del mes


El Gen Egoista. Existe el verdadero altruismo?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Arriesgarias la vida tuya o de tu hijo,o darias tus recursos, para salvar la vida de un desconocido o amigo que no lleve tus genes, sin esperar nada a cambio?

SI
 
NO
 
 
 
Ver los resultados

El Gen Egoista. Existe el verdadero altruismo?

Mensaje por Admin el Miér Dic 04 2013, 04:19



https://www.youtube.com/watch?v=iTytl2YQQIo



Porque tendria que pensar en usted primero y despues en mi? Si quiere eso el egoista es usted

Un excelente libro llamado "EL GEN EGOISTA" nos explica como todos los seres vivos estan interesados solo en pasar sus genes a la proxima generacion, y haran lo que sea para conseguirlo.

Si dudas de esto, responde las siguintes preguntas:

Arriesgarias la vida tuya o de tu hijo para salvar la vida de un desconocido o amigo que no lleve tus genes, sin esperar nada a cambio?

Darias tus recursos poniendo en peligro tu bienestar economico y el de tu hijo, para que un desconocido o amigo, que no lleve tus genes, viva mejor, sin esperar nada a cambio?

Una conducta altruista es dar sin esperar nada a cambio, y cualquier ser vivo que siguiera esta conducta estaria condenado a la extincion, ya que favoreceria a genes ajenos y no a los propios y eso es antinatural.

El ser egoista es inherente al ser humano y a todos los seres vivos

Acciones "altruistas" realmente no existen porque tienen como objetivo final pasar los genes a la proxima generacion, es decir se da o se hace algo por alguien siempre esperando algo a cambio, algun beneficio, que como resultado final dara mas posibilidades de preservar los genes propios

Este egoismo se puede ver en todas partes, sin excepcion (o muy pocas, siempre hay genes que se extinguen). Si piensas en tu vida diaria, en tu vida romantica (siempre estas buscando a la mejor pareja posible, con mejores genes) en los negocios, en los tratos con tus amigos, etc Tanto tu como los demas estaran actuando segun el GEN EGOISTA

Por ejemplo analizemos la politica y economia:

Capitalismo: el empresario crea un producto/servicio no por ser altruista, sino para obtener mas recursos para el y su desendencia, pero su producto/servicio debe, realmente, beneficiar a los demas y ser mejor que su competencia sino no le compran, quebrara y terminara sin recursos, o con muy pocos.


El capitalismo aprovecha el egoismo inherente del ser humano para beneficiar a la sociedad, pues sino se hace algo bueno por los demas nadie tendra recursos para sobrevivir.

El empresario ineficiente o corrupto no vendera en el mediano o largo plazo, pues destruira su reputacion, su marca y su producto/servicio, al trabajador ineficiente, irresponsable o corrupto lo despediran, y nadie querra hacer tratos con el inversionista ladron o mentiroso.

Es por eso que el capitalismo es el mejor sistema,. el que da mas riqueza, desarrollo, bienestar, justicia, progreso. Los paises capitalistas son los mas desarrollados y los que dan mas bienestar a sus ciudadanos.

En las economias centralizadas es decir esas economias que estan dirigidas por un politico de izquierda, llamesele como quiera, estatismo, socialismo, comunismo, etc. Donde las reglas las hace el politico y lo regula todo o casi todo, tambien podemos ver el efecto del GEN EGOISTA, los politicos de izquierda aprovechan su poder para obtener mas recursos que los demas, y asi su descendencia tenga mas posibilidades, que los otros, de sobrevivir y pasar los genes a la proximas generaciones.

Legislan para ellos y sus familias y cualquiera que les de dinero a cambio de vender favores economicos, legislando a favor de quien les pague. Ellos no piensan en desconocidos que no le ayudaran ni a el ni a su desendencia a sobrevivir.
Como ya tienen el poder de todo, hacen las leyes, gobiernan a policias, militares, tienen empresas estatales y la economia en sus manos, etc. Y es imposible sacarlos de ese poder.
Por eso en los paises de izquierda podemos ver politicos inmensamente ricos, y pueblos inmensamente pobres

Y esto se explica gracias al GEN EGOISTA.


RESUMEN DE LA OBRA “EL GEN EGOÍSTA”

http://melgarachataanalucia.blogspot.com/

I. Primer capítulo: ¿Por qué existe la gente?

En este primer capítulo el autor empieza hablando de Charles Darwin y su teoría del darwinismo, sobre la evolución, el porqué de nuestra existencia, nos empieza a decir sobre tres puntos de los que no trata su obra, y se examinan las diferencias entre el egoísmo y el altruismo. Dando pequeños ejemplos para explicar cada uno. Un ejemplo podría ser el del mandril, se dice que este es altruista cuando contribuye a aumentar el bienestar de otro semejante a costas del suyo propio. Un comportamiento egoísta causaría el efecto opuesto.
El habla del egoísmo y el altruismo por el lado de si disminuye o aumenta las posibilidades de supervivencia ya sea del supuesto altruista o del beneficiario.
Un ejemplo de egoísmo, claramente es el de las gaviotas de cabeza negra, cuando los polluelos salen recién del cascarón son tan indefensos que una gaviota espera a que la vecina se aleje para poder tener una buena comida sin necesidad de ir a pescar un pez y sin tener que dejar a la vez su nido desprotegido, ya que a ella le podrían hacer lo mismo.
Entonces, frecuentemente, un comportamiento egoísta consiste en negarse a compartir algún recurso apreciado, ya sea alimento,  territorio o compañeros sexuales.
El comportamiento de las abejas obreras, ellas constituyen una defensa muy efectiva en contra de los ladrones de su miel. Al clavar el aguijón van perdiendo sus órganos y así mueren poco tiempo después, gracias a esto pueden salvar sus almacenamientos de comida pero no logran disfrutar de los beneficios que esto trae. Entonces según la definición del autor esto es un ejemplo de comportamiento altruista. Otro ejemplo sería el dar la vida a cambio de la de los amigos, y asumir un leve riesgo por ellos. Los actos más comunes y sobresalientes son los de los padres, especialmente las madres, en beneficio de sus hijos. Ya sea incubándolos, en nidos o ya sea en su propio cuerpo, alimentándolos o protegiéndolos de cualquier tipo de peligro.
Para la teoría de ‘Selección de Grupos’ el mundo llega poblarse, principalmente, de grupos formados por individuos que se sacrifican los unos por los otros.
Por otro lado, el hecho de matar personas, excepto en las guerras, es el crimen juzgado con una mayor pena, sin embargo gozamos al comer miembros de otras especies. A muchos nos horrorizan las ejecuciones judiciales, y al mismo tiempo aprobamos que se mate a tiros, sin juicio previo, a animales considerados como plagas y que resultan ser bastante mansos. Un feto humano, goza de una protección legal que excede en gran medida a una que se le da a un chimpancé adulto, sin embargo, el chimpancé siente y piensa, incluso puede aprender una forma de lenguaje humano. El feto tiene mayores consideraciones por el simple hecho de ser de nuestra misma especie. Y para terminar este capítulo el autor habla del gen como la unidad de herencia, según él dice, quizá algunos biólogos consideren que esta posición es algo extremista. Pero espera que entiendan el sentido en el que lo afirma. El desarrollo del argumento requiere un tiempo, y debe empezar desde el principio, a partir del origen de la vida misma.

II. Segundo capítulo: Los reproductores

En los orígenes reinó la simplicidad, Dawkins nos empieza a explicar un poco más sobre la teoría Darwiniana, ya que entre todas las demás teorías planteadas esta es la única sensata.

Luego él nos hace un relato sobre el origen de la vida, que según dice no está tan lejos de la realidad. Y nos va diciendo que una molécula se formó por accidente. La denomina en la obra reproductor, no necesariamente era la más compleja ni enorme de las moléculas pero tenía una característica que la hacía increíble, era que podía crear copias de sí misma. Después de un proceso el cual explica detalladamente en la obra, esparció sus copias a través de los mares. Y así poco a poco, con el tiempo, se llegó a la etapa donde había una gran población de réplicas idénticas. Pero debemos mencionar una propiedad primordial de cualquier proceso de copia: No es perfecto. Ocurrirán siempre  errores. La evolución es algo que acontece, de buen o mal grado, a pesar de todos los esfuerzos de los reproductores para evitar que ocurra. Después con el tiempo, los reproductores no sólo empezaron a existir, sino también a construirse, para ser usados ellos mismos, los reproductores que sobrevivieron fueron aquellos que construyeron máquinas de supervivencia para vivir en ellas. Ahora abundan en grandes colonias, a salvo dentro de enormes robots, apresados y protegidos del mundo exterior. Comunicándose con él por medio de vías indirectas, maniobrándolo por control remoto. Este reproductor se encuentra en ti, en mí; ellos nos crearon, cuerpo y mente. Ahora a esos reproductores se les conoce con el nombre de genes, y nosotros somos sus máquinas de supervivencia.

III. Tercer capítulo: Las espirales inmortales

Nosotros somos máquinas de supervivencia, pero 'nosotros' no implica exclusivamente a las personas, sino también a los demás seres vivos, como las plantas, animales, bacterias y virus. Es difícil determinar un número total de máquinas de supervivencia en la Tierra, ya que son millones de millones. Los diferentes tipos de máquinas de supervivencia presentan apariencia variada tanto en el aspecto exterior como en sus órganos internos. Una molécula de ADN es demasiado diminuta para ser apreciada directamente, pero su forma exacta fue determinada por medios indirectos. Los nucleótidos que la componen son de cuatro tipos, que podemos abreviar así: A, T, G y C. Nuestro ADN vive en nuestros cuerpos, recibimos nuestros genes en el momento de la concepción y no está a nuestro alcance el modificar dicho acontecimiento.

Y nos habla de todo respecto al ADN y los genes, nos explica primero con otros términos para que sea más fácil de comprender. Hace preguntas como: si los pulgones verdes y los olmos no lo hacen, ¿por qué el resto de nosotros nos esforzamos tanto para mezclar nuestros genes antes de hacer un bebé? Preguntas difíciles de ser respondidas por un evolucionista. Y nos adelanta que en el siguiente capítulo hablará de las máquinas de supervivencia y como es que los genes controlan su comportamiento.

IV. Cuarto capítulo: La máquina de genes

Antes, las máquinas de supervivencia tan sólo podían brindarle una membrana a los genes para protegerlos, hasta que las moléculas orgánicas se terminaron totalmente. Las plantas comenzaron a usar la luz solar para construir moléculas y así y poder conseguir hacer el caldo original en un menor tiempo. Mientras que los animales le sacaban provecho a eso, ya sea alimentándose de eso o comiendo otros animales. Ambas ramas cada vez se han ido perfeccionado cada vez más, Este capítulo trata del comportamiento del movimiento explotado por la rama animal de las máquinas de supervivencia. Y nos comienza a hablar de la neurona y sus componentes, los cuales nos dice él no son necesarios en las plantas ya que estas no necesitan desplazarse, pero la gran mayoría de los animales si cuentan con ella. Hace comparaciones analógicas del cerebro con la computadora y otras cosas. Los genes son los que dicen que debemos hacer, los que organizan nuestras vidas.

¿Qué tiene que ver todo esto con el egoísmo y el altruismo? Dawkins nos trata de explicar que el comportamiento animal, bien sea altruista o egoísta se encuentra bajo el control de los genes de una manera indirecta pero a la vez muy poderosa. Aunque al final las decisiones inmediatas son tomadas por el sistema nervioso.

Hasta ahora la creencia de que las señales animales se desarrollaron sólo para fomentar el beneficio mutuo, es muy simple. Bien puede que dentro de una comunicación animal tenga un engaño desde el principio, ya que toda interacción animal es por algún conflicto de interés.

V. Quinto capítulo: Agresión: La estabilidad y la máquina egoísta

En este capítulo se habla de la ‘agresión’. Tratando al individuo como una máquina egoísta, programada para realizar cualquier cosa que siempre sea para el bien de sus genes, y al finalizar el capítulo se regresará al lenguaje de los genes individuales. La teoría del gen egoísta debe afrontar una complicada demostración. ¿A qué se debe que los animales no intenten matar a sus rivales en todas las oportunidades posibles? Para poder explicar esto, da un ejemplo: Si yo soy rival de B y C. Y de casualidad me cruzo con B, podría parecer prudente, en calidad de individuo egoísta, intentar matar a B. Pero si B a la vez es rival de C, estaría favoreciendo a C ya que elimino a uno de sus rivales, quizá en todo caso sería dejar mejor vivir a B y esperar a que C la mate y así yo favorecerme directamente. Sacando como moraleja que no es bueno matar indiscriminadamente a los rivales. Luego Dawkins nos habla de las EEE (Estrategia Evolutivamente Estable) y nos hace un ejemplo con una paloma y un halcón, poniendo cifras según si van ganando o perdiendo en su lucha, aunque es obvio que los halcones siempre ganarán pero lo que se quiere saber es si los halcones o las palomas constituyen una EEE. Nos menciona cinco estrategias como: El vengador, el pendenciero, el vengador- sonda, y otros más. Algunos biólogos se preguntan cuáles son las ventajas del comportamiento territorial. Y se han planteado varias hipótesis, las cuáles serán planteadas luego. Para terminar, por lo tanto, cada gen egoísta tiene sus lealtades divididas en distintos cuerpos.

VI. Sexto capítulo: Gen y parentesco

El gen egoísta no es sólo una simple porción física de ADN. Es todas las réplicas de una porción de ADN, distribuidas por todo el mundo. Y nos habla del albinismo, de que sucede si un hombre tiene uno, dos o más genes albinos, y como harían estos para sobrevivir. Hay gente que comparte su gen para no ser albino, ya que los albinos tienen menos posibilidades de sobrevivir que los no albinos. Luego nos habla un poco sobre la selección de parentesco, la cual nos explica sobre el altruismo en la familia.

Nosotros, los humanos, estamos familiarizados con las reglas es por eso que siempre las cumplimos aunque no siempre nos favorezcan. Aunque supuestamente el altruismo tan sólo se da entre animales de la misma especie, hay algunas fallas, ejemplos como un delfín salvando de morir ahogado a un señor o el de un niño siendo adoptado por una hembra que probablemente perdió su cría, etc. En muchas especies la madre puede estar más segura de su progenie de lo que puede estarlo su padre, ya que ella es la que pone el huevo o porta a su hijo, por esos motivos el padre es más vulnerable al engaño. Y los abuelos maternos también están mucho más seguros que los abuelos paternos. De igual manera como los tíos por parte materna deben sentirse más interesados del bienestar de los sobrinos que del lado paterno.

Una asimetría de padre- hijo que no es aplicable entre hermano- hermana es que los hijo son siempre más jóvenes que los padres. Si alguien no quiere o desea admitir que el cuidado paterno es un ejemplo de selección de parentesco, debe crear su propia explicación sobre el altruismo paterno, pero sin pronosticar el altruismo entre parientes colaterales, que simplemente Dawkins no cree que lo logre.

VII. Séptimo capítulo: Planificación familiar

Ahora se habla del altruismo y selección de parentesco, la decisión de parir un hijo es seguida por la decisión de cuidarlo. Debido a que la gestación y el cuidado van de la mano, aunque la gente ha confundido ambo términos. Desde el punto de vista de un gen egoísta, da igual cuidar a un hermano menor o a un hijo pequeño. En este capítulo se habla de cómo las máquinas de supervivencia deberían decidir si comportarse de manera altruista o no con otros individuos ya existentes. En este capítulo se analiza cómo se debería decidir si traer o no nuevos individuos al mundo.

El tamaño de la población depende de cuatro factores, que son: nacimiento, muerte, inmigraciones y emigraciones, considerando la población mundial, tan sólo existen nacimientos y defunciones. Los animales salvajes, mayormente mueren por causas como, hambre, enfermedades, etc. Pero menos porque se tornen realmente seniles. Luego nos habla de la teoría de Wynne- Edwards, Los individuos que tienen muchos hijos son penalizados, no porque su especie se extinga, sino que pocos de sus hijo sobrevivirán. En el caso de las personas, si un matrimonio tiene más hijos de los que puede mantener, el Estado los apoya, pero en el caso de los animales e distinto, si los padres tienen más hijos de los que pueden mantener, tendrán menos nietos y sus genes no son trasmitidos a las futuras generaciones.  

La conclusión de este capítulo es que los padres practican la planificación familiar, en el sentido que perfeccionan su índice de natalidad por el bien público. Intentan no tener ni muchos ni muy pocos hijos para que no mueran y evitar así que sus genes ya no pasen a las demás generaciones.

VIII. Octavo capítulo: La batalla de las generaciones

¿Debería una madre tener favoritismos o debería comportarse de una manera igualmente altruista hacia todos sus hijos? En la práctica, decir que una madre tiene a un hijo favorito significaría que esta invierte sus recursos de manera desigual entre sus hijos. Y la respuesta es que no hay razones genéticas por las cuales la madre deba tener favoritismo entre sus hijos, su relación con todos es la misma. Y si lo llegase a tener no depende de motivos genéticos, sino diferencias de expectativa de vida, dependiente de la edad, etc. Los hijos a veces suelen mentir, fingir tener más hambre, ser menores, correr un mayor peligro, por eso los padres deben estar alerta ante la mentira, el engaño y deben no dejarse persuadir por el fraude.

Nos empieza a dar un ejemplo sobre las aves y los cuclillos, menciona también la teoría de Larck, ¿Quién tiene mayores posibilidades de ganar la batalla de las generaciones? Según R.D. Alexander, los padres siempre ganarán., pero si esto fuese totalmente cierto, los lectores estaríamos perdiendo el tiempo. Por tanto para Dawkins, la respuesta de Alexander es errónea, y nos explica el porqué. En realidad sólo existe una entidad cuya perspectiva importa en la evolución, y esta es el gen egoísta. Las oportunidades del gen son distintas cuando está en un cuerpo juvenil a cuando está en el cuerpo de un padre.

Un individuo debe valorar su propio bienestar doblemente valioso al de sus hermanos, que es la tesis que formula Trivers. Y a la vez debería valorarse el doble de lo que valoraría a sus hijos futuros. En conclusión no existe respuesta general para saber quién ganaría la batalla de las generaciones.

Una moraleja que podemos extraer es que debemos enseñar a nuestros hijos el altruismo ya que no podemos esperar que este forme parte de nuestra naturaleza biológica.

IX. Noveno capítulo: La batalla de los sexos

Si entre padres e hijos, que tienen un 50% de los mismos genes, tienen conflictos de intereses. ¿Cuánto más grave no será el conflicto de la pareja, cuyos miembros no tienen genes en común? Lo único que tienen en común es el 50% de inversión genética en sus mismos hijos. Si los dos padres están interesados en el bienestar de sus hijos, podrá haber alguna ventaja si ellos cooperan mutuamente. Pero, si unos de los dos progenitores logra invertir menos que el otro, será quien saque más provecho porque así puede invertir en otros hijos engendrados con otra parejas. Y de esta manera, propagar más sus genes.

Nos dice el autor que en el capítulo III aceptamos que lo animales son denominados hembras o machos sin explicar el porqué, y ahora lo hará. ¿Qué define que un animal sea hembra o macho? En los mamíferos, el hecho de tener un pene, parir a los hijos, etc. Este criterio para juzgar el sexo de un individuo, para los mamíferos está bien. Pero esto no necesariamente tiene que ocurrir con todos los animales y plantas. Por tanto, las palabras macho y hembra quizá no tengan un significado general. En caso de que la hembra perdiera a su hijo, tendría que hacer luego una inversión mayor para poder tener un hijo sustituto al que perdió y que este alcance el mismo nivel de desarrollo que había logrado el anterior. También podría dejar al padre con la criatura e irse con otro macho, pero el padre podría vengarse e irse con otra hembra y dejar desprotegida a la criatura. Pero lo más posible es que en las primeras etapas del desarrollo del hijo, el padre sea el que abandone a la madre. Nos habla luego de todas las posibilidades de que el macho le fuese infiel a la hembra y viceversa.

Luego nos presenta una parte de la teoría de Zahavi, que no se puede aceptar. Él sugiere que las colas de las aves del paraíso y de los pavos reales, los cuernos de los ciervos y otros rasgos de selección sexual que han resultado paradójicos, evolucionan precisamente por ser desventajosos. Y Dawkins nos dice que está en desacuerdo con esa teoría. De ahí nos dice que una vez más, las hembras tienen más que perder que los machos, ya que su inversión en cualquier criatura será mayor.
Para terminar nos dice que los machos son brillantes porque las hembras son muy solicitadas y pueden darse el lujo de ser exigentes. Y nos deja estas incógnitas: ¿Qué ha sucedido con el hombre moderno occidental? ¿Se ha convertido realmente el macho en el sexo buscado, el que está en demanda, el sexo que puede darse el lujo de ser exigente? Y si es así, ¿por qué?

X. Décimo capítulo: Tú rascas mi espalda, yo cabalgo sobre la tuya

Se han considerado las interacciones paternales y maternales, sexuales y agresivas entre máquinas pertenecientes a la misma especie. Existen aspectos sorprendentes de interacciones animales que no están incluidas en estos encabezamientos. Una de ellas es la propensión que tienen los animales a vivir en grupo. Que un individuo egoísta viva en grupo, tiene sus beneficios, como la posibilidad de evitar el ser devorado por sus predadores. Otro ejemplo sería que una manada de hienas puede atrapar presas más grandes de lo que atraparía una sola.  

Nos da ejemplos como el de un grupo de aves que unidas pueden librarse de un halcón, pero si cada una va por su lado no llegan a nada. Igual en el caso de las abejas, rememorando el capítulo VII en el que se plantea la distinción entre parir y cuidar. Ahora Dawkins dice que la población podría ser dividida en individuos dedicados a la gestación e individuos dedicados al cuidado de las criaturas. Dicha estrategia podría ser evolutivamente estable sólo en el caso en que los cuidadores sean parientes cercanos de los individuos a quienes dedican sus atenciones.

Luego nos habla un poco sobre el mutualismo. Que es el beneficio mutuo entre miembros de diferentes especies.

Y bueno para terminar Dawkins nos dice lo siguiente: La fascinante especulación que engendra la idea altruismo recíproco cuando lo aplicamos a nuestra propia especie no tiene fin, el tema es en sí muy amplio y tentador pero no soy mejor que cualquier otro hombre y dejo al lector que se entretenga en ello.

XI. Onceavo capítulo: Memes: Los nuevos reproductores

Hasta ahora no se había hablado del hombre en particular, aun cuando tampoco se ha excluido de manera deliberada. Una de las razones por las que se usa el término ‘máquinas de supervivencia’ es por su ventaja ante la palabra ‘animal’. Que hubiese excluido a plantas y en la mente de algunas personas, a los seres humanos. ¿Existe alguna buena razón para suponer que nuestra propia especie es única? Según Dawkins la respuesta es afirmativa.

La mayoría de características que son inusitadas en el hombre pueden resumirse en tan sólo una palabra  ‘cultura’. La transmisión cultural no sólo se da en humanos, un ejemplo sería el presentado por P.F. Jekins al describir el canto de un pájaro del orden de los paseriformes que vive en unas islas frente a Nueva Zelanda. El canto de este paseriforme evoluciona por medios no genéticos. Existen a parte de este, otros ejemplos de evolución cultural de pájaros y monos, pero tan sólo son curiosas rarezas.

Los memes son transmitidos de una forma alterada. Y bueno así Dawkins nos hace comparaciones de los memes y los genes, nos dice también que uno de los miembros del complejo religioso de los memes es la fe.

Se cierra este tema de los nuevos reproductores y finaliza Dakwins este libro diciéndonos que los genes egoístas y los memes son replicadores inconscientes y ciegos. Es posible que otra cualidad del hombre sea su capacidad por un altruismo verdadero y desinteresado. Nosotros tenemos el poder de desafiar a los genes egoístas de nuestro nacimiento y, si es necesario, también a los memes egoístas de nuestro adoctrinamiento. Somos construidos como máquinas de genes y educados como máquina de memes, pero contamos con el poder de rebelarnos contra nuestros creadores. Nosotros, tan sólo nosotros en la Tierra, podemos rebelarnos contra la tiranía de los reproductores egoístas.


Conclusión:

Esta obra nos habla al principio del Darwinismo, Richard Darwins nos da su punto de vista sobre esta teoría y nos explica el porqué de nuestra existencia, nos dice que los genes pasan de generación en generación, nunca mueren. También nos habla sobre el ADN y por lo que se encuentra conformado este. Nos habla también del altruismo y el egoísmo, como siendo altruistas podemos ayudar a que nuestra especie no se extinga. Pero nuestra naturaleza es ser egoísta, fijarnos en sólo nuestro propio interés. Nos dice de como las madres se encargan de proteger a sus hijos, y que en caso de los animales no es como las personas, ya que si ellos tienen más hijos de lo que pueden mantener, terminarán perdiéndolos. Y para poder procrear más hijos será más difícil volver a empezar y hacer que estos nuevos puedan desarrollarse como los anteriores. Para terminar la obra nos habla de los memes, que son los que nos dan la información cultural, y ellos nos dominan. Pero en conclusión, lo que nos trata de decir este libro es que los seres humanos, si queremos y nos lo proponemos, podemos rebelarnos contra los genes egoístas, y tomar nuestras propias decisiones solos.

Bibliografía:

Libro: EL GEN EGOÍSTA
Las bases biológicas de nuestra conducta.
RICHARD DARWINS

Egoísmo biológico
http://es.wikipedia.org/wiki/Egoísmo_biológico

En biología, el egoísmo es la tendencia de un organismo hacia su propio bienestar a expensas del de los otros. Esta tendencia se opone al altruismo.

Egoísmo y altruismo. Significado y diferencias[editar · editar código]

En general, el egoísmo, de ego [yo] e ismo [práctica], se define como aquella conducta consistente en poner los intereses propios en primer lugar. En particular, el término egoísmo puede hacer referencia a:

• Egoísmo moral -doctrina ético-filosófica del autointerés como ética.

• Egoísmo racional -concepto filosófico con varias interpretaciones y conceptos.

• Egoísmo biológico -noción de biología evolutiva.

• Egoísmo psicológico -teoría sobre la conducta humana autointeresada y no realmente altruista.

Si uno realiza un acto beneficioso para los demás con el fin de obtener algún beneficio personal, entonces esto sería un acto egoísta.

El altruismo se centra en una motivación para ayudar a los demás o uno desea hacer el bien sin recompensa. El puro altruismo es dar sin recompensa. El concepto tiene una larga historia en el pensamiento filosófico y ético, y más recientemente se ha convertido en un tema para psicólogos, sociólogos, biólogos evolutivos, y etólogos.

Los seres humanos no son exclusivamente altruistas, pero pueden serlo hacia las personas que no conocen y nunca se encuentran. Por ejemplo, algunas personas donan a organizaciones benéficas internacionales y ofrecen voluntariamente su tiempo para ayudar a los menos afortunados de la sociedad. Sin embargo, esto podría estar motivado en última instancia por un interés propio moral, es decir, "ayudo porque me hace sentir bien" lo cual reflejaría en definitiva que todo acto humano, incluso los que son en apariencia altruistas, están motivados por deseos particulares del individuo.

Puede ser, sin embargo, que una persona contribuya a un acto de caridad para ganarse el respeto dentro de su propia comunidad, o para sentirse mejor consigo mismo, con su conciencia, etc.
Egoísmo y altruismo en la etología y la biología evolutiva[editar · editar código]

En la ciencia de la etología (estudio del comportamiento animal), y más generalmente en el estudio de la evolución social, el altruismo se refiere al comportamiento de un individuo que aumenta la aptitud física de otro individuo, mientras que el comportamiento o aptitud física que lo perjudicase se denomina egoísmo.

El estudio del altruismo fue el impulsado inicialmente por George R. Price, que desarrollo la ecuación de precios que es una ecuación matemática utilizada para estudiar la evolución genética. Un ejemplo interesante de altruismo se encuentra en el lodo celular que molda a Dictyostelium mucoroides. Estos protistas viven como amebas individuales hambrientas, momento en el cual se agregan y forman un cuerpo multicelular en el que algunas células se sacrifican para promover la supervivencia de otras células. Comportamiento social y altruismo comparten muchas similitudes con las interacciones entre las múltiples partes (células, genes) de un organismo, pero se distinguen por la capacidad de cada individuo a reproducirse indefinidamente sin un requisito absoluto.

Las teorías altruistas en la biología evolutiva fueron impugnadas por Amotz Zahavi, el inventor de la teoría de señal y su correlativo, el principio de desventaja, basado principalmente sobre sus observaciones del Charlatán árabe, un pájaro comúnmente conocido por sorprender con comportamientos aparentemente altruistas; cuando encuentra un gusano en medio del desierto, en lugar de comérselo, espera que otro miembro de su especie se lo mendigue; cuando dona el gusano, se pavonea de tal manera que pudiera parecer que está obteniendo el beneficio de convertirse en macho alfa, líder sobre el ayudado.
El egoísmo genético: altruismo individual[editar · editar código]

El gen es una unidad de información hereditaria del que existen muchas copias físicas en el mundo, y la copia física en particular que se reproducirá y de la que se originan nuevas copias. Un gen egoísta podría verse favorecido por la selección por producción de altruismo entre los organismos que lo contengan. La idea se resume de la siguiente manera:

"Si un gen que confiere un beneficio (copia B) en otro vehículo a precio (C) de perjudicar a su propio vehículo, su acción es estratégicamente beneficiosa si pB> C, donde p es la probabilidad de que una copia del gen está presente en el vehículo del individuo beneficiado.

Los familiares de selección predice la teoría de que un gen puede promover el reconocimiento del parentesco: un mamífero madre aprende a identificar sus propios hijos en el acto de dar a luz. Se espera que el altruismo entre parientes se calibre por el valor de p, también conocido como el coeficiente de relación. Por ejemplo, un individuo tiene una p = 1 / 2 en relación con su hermano, y p = 1 / 8 a su primo, por lo que cabría esperar, mayor altruismo entre hermanos que entre primos.
Altruismo biológico[editar · editar código]
Artículo principal: Altruismo biológico

En biología evolutiva, un organismo se dice que cuando se comportan de forma altruista su comportamiento beneficia otros organismos, a un costo para sí mismo. Los costos y beneficios se miden en términos de aptitud reproductiva, o número de hijos. Por comportarse de manera altruista, un organismo que reduce el número de hijos es probable que se reproduzcan menos, pero aumenta el número de otros organismos que puedan reproducirse más. Esta noción de altruismo biológico no es idéntica al concepto de la vida cotidiana. En la jerga cotidiana, una acción que sólo se llama "altruista" si se hace con la intención de ayudar a otro. Sin embargo, en el sentido biológico no existe tal requisito. De hecho, algunos de los ejemplos más interesantes de altruismo biológico se encuentran entre las criaturas que (probablemente) no sean capaces de “pensar” consciente en absoluto, por ejemplo, insectos. Para el biólogo, la consecuencia de una acción de aptitud reproductiva que determine si la acción se considera como altruista/egoista, no son las intenciones, sino, la acción que se lleva a cabo.

Comportamientos altruistas/egoístas son comunes en todo el reino animal, en particular en las especies con las estructuras sociales complejas. Por ejemplo, los murciélagos vampiro regularmente regurgitan sangre a otros miembros de su grupo para que no tengan que salir a alimentarse a esa noche.

Desde un punto de vista darwiniano, la existencia del altruismo en la naturaleza es a primera vista desconcertante. La selección natural nos lleva a esperar que los animales se comporten de manera que aumenten sus propias posibilidades de supervivencia y reproducción, no los de los demás. Pero con un comportamiento altruista de un animal reduce su propia aptitud, por lo que deben estar en una desventaja selectiva frente a una que se comporta de forma egoísta. Para ver esto, imagino que algunos de los miembros de un grupo de monos daban llamadas de alarma cuando ven a los depredadores, pero otros no. El mono egoísta por negarse a dar una llamada de alarma, puede reducir la posibilidad de que le ataque a él, al mismo tiempo que se benefician de las llamadas de alarma de los demás. Por lo que debemos esperar que la selección natural vaya a favorecer a los monos que no den las llamadas de alarma. Pero esto plantea un puzzle de inmediato. ¿Cómo surgió la evolución de la llamada de alarma en primer lugar, y por qué no se ha eliminado por selección natural?.
Los niveles de altruismo y de la selección[editar · editar código]

El problema de altruismo está íntimamente relacionado con las preguntas sobre el nivel en el que actúa la selección natural. Si la selección actúa exclusivamente a nivel individual, en favor de algunos organismos sobre los demás, entonces parece que el altruismo no puede evolucionar, porque el comportamiento altruista es desfavorable para el individuo. Sin embargo, es posible que el altruismo pueda ser ventajoso a nivel de grupo. Un grupo de individuos que contengan altruistas, cada uno dispuesto a subordinar sus propios intereses egoístas por el bien del grupo, pueden tener una ventaja de supervivencia en un grupo compuesto principalmente o exclusivamente de organismos egoístas. Un proceso de selección entre grupos puede permitir que el comportamiento altruista evolucione. Dentro de cada grupo, el altruista estará en desventaja en relación con sus colegas egoísta, pero la aptitud del grupo en su conjunto se verá reforzada por la presencia de los altruistas.

El concepto de grupo de la selección tiene una agitada y controvertida historia de la biología evolutiva. Los fundadores del neo-darwinismo moderno, R.A. Fisher, J.B.S. Haldane y S. Wright, fueron conscientes de que la selección del grupo, en principio, podría permitir a la evolución de los comportamientos altruistas, pero que duda de la importancia de este mecanismo evolutivo.

La principal debilidad de la selección del grupo como una explicación de altruismo, de acuerdo con el consenso que surgió en la década de 1960, es un problema que Dawkins llama "la subversión desde dentro”. Incluso si el altruismo es ventajoso a nivel de grupo, dentro de cualquier grupo de altruistas que puedan ser explotados por un egoísta que se abstenga del comportamiento altruista. Estos egoístas tendrán una evidente ventaja: se benefician del altruismo de los demás, pero no incurren en ningún costo. Así que incluso si un grupo está compuesto exclusivamente de altruistas, todos comportándose muy bien entre sí, sólo hace falta un único mutante egoísta para poner fin a este idilio feliz.

En los años 1960 y 1970 surgió una teoría rival: la "aptitud inclusiva", debido inicialmente a Hamilton (1964). Esta teoría, que se examina en detalle más adelante, al parecer, mostró cómo el comportamiento altruista podría evolucionar sin la necesidad de selección de nivel de grupo, y rápidamente ganó prominencia entre biólogos interesados en la evolución del comportamiento social, el éxito empírico de la teoría de selección ha contribuido a la desaparición del grupo de selección.
Altruísmo recíproco[editar · editar código]

La teoría de altruismo recíproco fue desarrollada originalmente por Trivers (1971), como un intento de explicar los casos de (aparente) altruismo entre organismos no relacionados, incluidos los miembros de especies diferentes. El coste de ayudar se ve compensado por la probabilidad de beneficiarse de la devolución, que permite el comportamiento de evolucionar por selección natural. Por altruismo recíproco al trabajo, no hay necesidad de que las dos personas sean parientes, ni siquiera a ser miembros de la misma especie. Sin embargo, es necesario que los individuo interactúen con cada uno más de una vez, y tienen la capacidad para reconocer otros individuos con los que han interactuado en el pasado. Si los individuos interactúan sólo una vez en su vida y nunca se reúnen de nuevo, no hay ninguna posibilidad de beneficio de retorno, por lo que no hay nada que ganar por ayudar a otro. Sin embargo, si las personas encuentran a menudo entre sí, y son capaces de identificar y castigar a 'tramposos' que se han negado a ayudar en el pasado, entonces el comportamiento puede ayudar a evolucionar.
Pero, ¿es real el altruísmo/egoísmo?[editar · editar código]

Algunas personas han sentido estas teorías como una manera de devaluar el altruismo, y que explican los comportamientos que no son "realmente" altruistas. Los motivos de esta opinión son fáciles de ver. Normalmente pensamos en acciones altruistas como desinteresadas. Sin embargo, explica la teoría de la selección de familiares el comportamiento altruista como una inteligente estrategia ideada por los genes egoístas como una forma de aumentar su representación en la piscina de genes, a expensas de otros genes.

Esta es una argumentación tentadora. De hecho Trivers (1971) y, posiblemente, Dawkins (1976) fueron tentados por ella. Pero no debe convencer. El punto clave a recordar es que el altruismo biológico no se puede equiparar con el altruismo en el sentido de la vida cotidiana propia. Altruismo biológico se define en términos de aptitud y consecuencias, no las intenciones que motivan. Si entendemos el altruismo como la intención de ayudar, entonces la inmensa mayoría de los seres vivos no son capaces de ser altruistas, por lo tanto, el altruismo, ni el egoísmo son reales. Hormigas y termitas, por ejemplo, probablemente no tienen intenciones conscientes, por lo que su comportamiento no se puede hacer con la intención de promover su propio interés, ni los intereses de los demás. Por lo tanto, la afirmación de que las teorías evolutivas deben revisarse desde arriba muestran que el altruismo en la naturaleza es sólo aparente.

¿Se puede hacer que las teorías de la evolución del altruismo biológico puedan ser aplicadas a los seres humanos?. Esto es parte de la cuestión más general de si las ideas acerca de la evolución del comportamiento animal pueden extrapolarse a los seres humanos, una cuestión que alimentó la controversia sociobiología en sus días.

Todos los biólogos aceptan que el Homo sapiens es una especie evolucionada. Sin embargo, el comportamiento humano es, obviamente, influido por la cultura en mayor medida que la de otros animales, y es a menudo el producto de creencias y deseos conscientes (aunque esto no significa necesariamente que la genética no tiene ninguna influencia.) Sin embargo, al menos, algunos comportamientos humanos parecen encajar las predicciones de la teoría evolutiva. En general, los seres humanos se comportan más altruistamente (en el sentido biológico) con respecto a sus parientes cercanos, por ejemplo, ayudando a criar a sus hijos. También es cierto que tienden a ayudar a los que nos han ayudado en el pasado, como dice la teoría del altruismo recíproco. Por otra parte, numerosos comportamientos humanos parecen anómalos desde el punto de vista evolutivo. Piensa, por ejemplo, en la adopción. Los padres que adoptan niños en lugar de tener su propio hijo reducen su aptitud biológica, evidentemente, de modo que la adopción es un comportamiento altruista.

Contrariamente a lo que se suele creer, un enfoque evolutivo de la conducta humana no implica que los seres humanos puedan ser motivados por el interés propio por sí solo. Una estrategia por la que los 'genes egoístas' puede aumentar su futuro es la representación de los seres humanos a causa de no ser egoístas, en el sentido psicológico.

Egoísmo y altruismo en animales[editar · editar código]
Descripción general[editar · editar código]

En la ciencia de la etología (estudio del comportamiento), y más generalmente en el estudio de la evolución social, el altruismo se refiere al comportamiento de un individuo que aumenta la aptitud física de otro individuo, mientras que disminuye la aptitud del actor. La investigación en la teoría de la evolución se ha aplicado a los comportamientos sociales, incluyendo el altruismo.

Un mono que presenta la espalda a otro mono, para escoger parásitos; después de un tiempo los papeles se invertirán. Esa reciprocidad se verá recompensada, en términos evolutivos, siempre y cuando los costes de la ayuda sean inferiores a los beneficios de ser ayudado y siempre que los animales no ganen en el largo plazo por "hacer trampa", es decir, mediante la recepción de favores sin devolverlos.
Consecuencias de la teoría evolutiva

Las investigaciones sobre supuestos comportamientos altruistas en los animales han sido la oposición ideológica al concepto darwinista social de la "supervivencia del más apto", bajo el nombre de "la supervivencia de los más bellos" - este último es compatible a nivel mundial, sin embargo. La insistencia en esas actividades de cooperación entre los comportamientos animales se expuso por primera vez por el zoólogo y anarquista ruso Piotr Kropotkin.

Ejemplos de altruismo animal
(Hay que considerar que en estos ejemplos, quienes hacen el gesto altruista, no estan arriesgando sus genes en favor de otros)

1. Los perros suelen adoptar gatos huérfanos, ardillas, patos y hasta tigres.

2. Los delfines apoyan a animales enfermos o heridos, nadando bajo ellos durante horas y empujándolos a la superficie para que puedan respirar.

3. Gibones y chimpancés, en respuesta a un gesto, comparten su comida con los demás del grupo.

4. Los chimpancés de los seres humanos ayudan a otros congéneres, sin ninguna recompensa a cambio.

5. Los bonobos se han observado ayudando a otros bonobos heridos o minusválidos.

6. Según la investigación de Gerald Wilkinson, los vampiros tienen un "sistema de amigos" en el que un murciélago que ha tenido una exitosa noche de alimentación regurgita la sangre para su compañero menos afortunado.

7. La mayoría de los mamíferos carnívoros como los lobos o los perros tienen la costumbre de no perjudicar a los miembros del grupo por debajo de cierta edad, de sexo opuesto o en la entrega de la posición.

8. Algunos monos dan llamadas de alarma para advertir a los compañeros de la presencia de depredadores, aunque al hacerlo, atraen la atención sobre sí mismos, y así el aumento de sus posibilidades de ser atacados.

9. Algunas morsas adoptan a huérfanos que perdieron a sus progenitores por depredación.

Egoísmo de los genes

En su obra El gen egoísta (1976), Richard Dawkins sostiene que la noción habitual de egoísmo (egoísmo individual) describe una realidad meramente aparente. Así, existe a su juicio una ley fundamental denominada egoísmo de los genes que explica tanto el egoísmo como el altruísmo individuales aparentes desde el punto de vista genético.1
Richard Dawkins: el gen egoísta

Richard Dawkins es un etólogo británico, teórico evolutivo y escritor de divulgación científica que ocupa la «cátedra Charles Simonyi» de Difusión de la Ciencia en la Universidad de Oxford.

Nació como Clinton Richard Dawkins el 26 de marzo de 1941 en Nairobi (Kenia), de padres británicos. Su familia regresó a Inglaterra en 1949. Estudió en la Universidad de Oxford y se doctoró bajo la tutela del Premio Nobel Nikolaas Tinbergen. Desde 1967 hasta 1969 fue profesor adjunto en la Universidad de California en Berkeley (EE. UU.).

Ganó fama con El gen egoísta, un libro publicado en 1976, que popularizó la visión evolutiva enfocada en los genes, y que introdujo los términos meme y memética. En 1982 hizo una contribución original a la ciencia evolutiva con la teoría presentada en su libro El fenotipo extendido, que afirma que los efectos fenotípicos no están limitados al cuerpo de un organismo, sino que pueden extenderse en el ambiente, incluyendo los cuerpos de otros organismos. Desde entonces ha escrito varios libros muy populares sobre la evolución, y ha aparecido en varios programas televisivos británicos sobre biología evolutiva, creacionismo y religión.

Se declara ateo, humanista y escéptico. Es miembro del movimiento bright y –como comentarista de ciencia, religión y política– está entre los intelectuales públicos más conocidos en lengua inglesa. En referencia al epíteto de «bulldog de Darwin» que se le daba a Thomas Huxley (1825–1895), la defensa apasionada de Dawkins de la evolución le ha ganado el apelativo de «rottweiler de Darwin».


Admin
Admin

Mensajes : 178
Puntos : 587
Fecha de inscripción : 07/03/2013

Ver perfil de usuario http://anarcocapitalista.foroac.org

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.