ANARCOCAPITALISTA.FOROAC.ORG
POLITICOS MANDAN PORQUE TU OBEDECES
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Palabras claves

Diciembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Calendario Calendario

Los posteadores más activos del mes


La ética del empresario

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La ética del empresario

Mensaje por Admin el Mar Nov 17 2015, 12:11

La ética del empresario

Los comerciantes que no vivan alrededor de lo que se plantea en este decálogo simplemente desaparecen y se arruinan.

Fuente: Finanzas Digital

1: El empresario ama la verdad y cree en la palabra empeñada. El amor a la verdad está fundado en la razón y en la disciplina, el esfuerzo, su enfoque centrado en resultados y en la firme persistencia que se aprecia en el trabajo continuo y sistemático. Los comerciantes no son ilusos o fantasiosos. Todos los días encaran la situación y saben que siempre penden de un hilo muy frágil porque tienen que vender, sus mercancías deben generar utilidad, y esa utilidad es la única garantía de poder permanecer en el tiempo.

2: El empresario aprecia la competencia porque le permite fijar precios y calibrar el aprecio por sus productos. De la competencia surge el afán innovador y el esfuerzo por mejorar continuamente. Es una labor cotidiana que les obliga a estar informado e incluso les exige intentar anticiparse a lo que probablemente esté pensando el otro.

3: El empresario valora el diálogo y las negociaciones porque es su forma de captar clientes, asegurarse la lealtad de los proveedores y mantener abiertas las opciones de financiamiento. Cada oportunidad de venta es un despliegue comunicacional y un manejo exitoso de los afanes del que compra y del que vende.

4: El empresario practica y promueve la paz porque es la mejor condición para que su negocio prospere. Por esa misma razón repudia el conflicto y se deslinda lo más rápidamente posible de los antagonismos. Su grito de guerra es siempre el mismo “Déjennos trabajar en paz”. La estridencia y la crispación no son parte de sus preferencias, tampoco la turbulencia irracional y los cambios súbitos.

5: El empresario trabaja en equipo con sus empleados y colaboradores. No hay comerciante que no esté al lado de sus empleados, corriendo la misma suerte, tratando a lo largo de todo el día de vender más, de reponer las mercancías, de calcular las nuevas tendencias y de buscar nuevas formas de penetrar los mercados. Cree en la división del trabajo, aprecia la productividad y cuida a sus mejores recursos.

6: El empresario tiene un alto compromiso con su comunidad porque la conoce y la valora como parte esencial de su negocio y del futuro que pueda tener. Todos los empresarios saben que la suerte de su negocio está fuertemente relacionada con el aprecio que sienta su comunidad y por la utilidad que perciban los que están alrededor. El vínculo entre unos y otros es cotidiano y orgánico, y va más allá de las declaraciones y actividades específicas de responsabilidad social. Me refiero más bien a la certeza de que la suerte de uno impacta en la de los otros.

7: El empresario promueve la seguridad ciudadana no solamente porque necesita condiciones mínimas para mantener abiertos sus negocios sino porque desde la empresa privada se proveen soluciones apropiadas para que los demás puedan obtener la seguridad que a veces el estado no les garantiza. Se prestan los servicios y se ofrecen los productos que son útiles a los otros desde la sensibilidad que supone preocuparse por su integridad.

8: El empresario es generoso en compartir sus soluciones porque una vez que produce un bien o servicio inmediatamente lo pone a la disposición de los demás. Ningún comerciante se queda con el monopolio de las soluciones. Las vende, y por esa vía las comparte. Cuando un comerciante resuelve un problema rápidamente socializa la solución a través de los mecanismos del mercado. Los estudiosos del tema lo llaman “solidaridad no altruista”, porque no pretende agradecimiento o reconocimiento a cambio, sino una simple transacción de mercado que nos resuelve los problemas y nos permite seguir viviendo sin servidumbres ni adeudos.

9: El empresario valora los buenos resultados y cree en el largo plazo porque quiere crecer y diversificarse. El comerciante nunca se resigna y en ese sentido es irreductible. Comienzan muy modestamente y llegan a formar corporaciones de rango internacional. Lo hacen desde el riesgo y la visión. Apostando y manteniendo el foco. Sacrificando condiciones presentes que solamente se explican por las condiciones que logran en el futuro. Está permanentemente inconforme pero no se frustra fácilmente. Busca alguna oportunidad para evitar la parálisis y siempre encuentra la forma de seguir adelante.

10: El empresario cree en la propiedad privada y en el libre mercado aunque no lo sepa expresar. Todas sus expectativas tienen la misma base de sustentación: que sus esfuerzos tengan resultados que mejoren su prosperidad y que su actividad sea ejercida con la mayor libertad posible.


Admin
Admin

Mensajes : 178
Puntos : 587
Fecha de inscripción : 07/03/2013

Ver perfil de usuario http://anarcocapitalista.foroac.org

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.